La poesía culta y su evolución histórica por Josep Cornado Mateu

La poesía culta básicamente es aquella que se escribe. Hay una parte lírica y otra de narrativa, donde se expresan las emociones. Es la poesía cancioneril o poesía provenzal de los trovadores, como también se conoce a este género literario.

La poesía popular, como su nombre indica, es la poesía del pueblo, lo que significa que se utiliza en situaciones humanas y cotidianas como festejos y celebraciones. Toda la poesía popular es oral y se transmite naturalmente a través de la palabra.

Según Josep Cornadó Mateu, escritor y experto en poesía, la poesía popular se escuchaba en la vida cotidiana de las aldeas, mientras que la poesía culta se interpretaba en los círculos nobles, en banquetes, fiestas y reuniones.

La poesía popular se transmitía a través de cancioneros. Estos cancioneros pueden ser diferentes, con un autor, con recopilaciones, etc. A veces el cancionero contenía partituras y una biografía del juglar. Esta tradición, el cancionero, se originó en el siglo XII y se extendió por toda Europa.

En la península, la influencia de los cancioneros en la poesía culta contribuyó a que el provenzal se convirtiera en una lengua artística. Los temas de este lenguaje son la poesía amorosa, la poesía de debate, la poesía de apelación, etc

Josep Cornadó señala que lo popular también influye en lo culto. Por ejemplo, los escritores de poesía culta incorporan elementos populares en sus obras.

Relacionado  ⇩ ⇩

En la poesía hay un propósito ideológico; vemos ideas sobre la moral, el amor, las mujeres, etc. En cambio, la poesía popular no tiene este propósito ideológico y doctrinal.

Un poco de historia para entender la poesía culta

Hacia 1300, los poetas eruditos utilizaban la lengua Gallego-Portuguesa en sus obras líricas, mientras que las cantatas se dirigían a las masas populares. Sin embargo, a medida que nos acercamos al año 1400, nos encontramos con que la poesía épica comienza un periodo de declive, dando paso a un nuevo género épico-lírico: La novela.

De hecho, el uso de la lengua castellana por parte de los poetas literarios se generalizó y empezó a ser un estándar en la época.

Así, en el siglo XV, los románticos dejaron su huella en la poesía popular y surgió una poesía cantada, heredera de la poesía de la Provenza medieval. La poesía del siglo XV destaca por la gran multitud de poetas que dejaron su sello.

Desde el punto de vista histórico, el siglo XVI marcó el inicio de la transición de la Edad Media a la era moderna, cuando las clases cultas se interesaron por el humanismo, un movimiento cultural nacido en Italia que pretendía recuperar la literatura clásica y el estudio de la antigüedad, la moral y la historia.

La poesía de los trovadores o cancionero

La poesía cantada floreció en la nobleza y atrajo a lectores y oyentes cultos. En este contexto, el ideal del hombre de letras y del hombre de armas comenzó a tomar forma y alcanzó su cenit en el Renacimiento.

Sin embargo, los cancioneros no sólo están llenos de poesía culta, sino también de ejemplos de poesía lírica tradicional, ya sea anónima, escrita por autores conocidos o adaptada por escritores que trataban de imitar la poesía tradicional.

Los poemas tratan temas como el amor, la muerte, la burla o la vida cotidiana de sus gentes.

El concepto de amor en los cancioneros

Esto se debe principalmente a la influencia de la tradición trovadoresca provenzal. Refleja las escenas de amor, amor entendido como un servicio en el que el caballero se somete a la autoridad de la dama.

Los textos medievales de la poesía popular son muy difíciles de encontrar hoy en día. Esta expresión emocional no agradaba a los primeros mecenas de las Escrituras, los clérigos, que se preocupaban casi exclusivamente de promover la fe cristiana y de salvar las almas después de la muerte.

Dado que la necesidad de expresar emociones es fundamental en la condición humana, sabemos que en Castilla se cantaban canciones que no se escribían. Básicamente porque los que las cantaban no podían escribirlas, y los que podían escribirlas eran los menos interesados en invertir en el carísimo medio de la escritura y el tiempo necesario para conservar las canciones populares, por lo que, como vemos, no se conservan.

Mientras que la poesía culta, escrita, asociada a la nobleza, ha podido conservarse, la poesía popular, tradicional, sencilla y espontánea, sólo sobrevivía cuando los poetas nobles decidían escribirla.

En Castilla, esto no ocurrió hasta el siglo XV, a diferencia de otras regiones, como Al-Andalus o el noroeste peninsular, donde se desarrollaron escuelas culturales de poesía que combinaban poemas y canciones populares con poesía de alta cultura, probablemente por curiosidad espontánea, que chocaba con su poesía elaborada, sofisticada y culta.

Josep Cornadó Mateu

Escritor y experto en poesía

5/5 - (1 voto)
Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad