¿Padeces acidez o reflujo?, ¿Sabes qué es una hernia de hiato?

¿Tienes acidez y reflujo? Podría ser hernia de hiato 

Gran parte de las hernias de hiato suelen ser pequeñas y generar pocos síntomas, pero cuando si hay algunos síntomas suelen ser de carácter más leve siendo estos principalmente la acidez estomacal, lo que suele denominarse como reflujo ácido y el reflujo gastroesofágico.

A continuación, te explicamos algo más sobre los síntomas, las causas y posibles tratamientos de una hernia de hiato que puedan ocasionar estas molestias y otras que pueden ser más importantes, también algunos consejos y recomendaciones, pero recuerda que deberías de acudir a un médico especialista digestivo para que pueda evaluar y diagnosticar si tienes una hernia de hiato o cualquier otra patología, qué posible tratamiento sería mejor para ti, etc.  

¿Qué es una hernia de hiato? 

Se conoce como hernia de hiato al desplazamiento de la parte alta del estómago hacia el tórax, a través del musculo que separa el abdomen del tórax (el diafragma). El cual tiene una pequeña abertura, denominada hiato por la que pasa el esófago que podríamos denominar como “el tubo de alimentación” para unirse finalmente con el estómago. 

Por lo general una pequeña hernia de hiato no causa problemas, soliendo ser descubierta al investigar otros síntomas o patologías. 

Pero cuando se trata de hernias grandes suelen provocar que el ácido del propio estómago y la comida suban hacia el esófago, provocando esa especie de “quemazón”, regurgitación y sensación de ahogo, que suelen verse agravadas al tumbarnos.  Puedes conocer más acerca de qué es una hernia de hiato en este enlace.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia de hiato? 

Como ya hemos comentado en el punto anterior las hernias pequeñas pueden no provocar síntomas, pero también pueden llegar a generar una gran variedad de síntomas como: dolor abdominal o en el pecho, falta de aire al respirar, dificultad para tragar, regurgitación de comida o líquido a la boca, aunque dos de los síntomas posiblemente más frecuentes suelen ser la acidez o quemazón retroesternal y el ardor de estómago. 

Tal vez te interese:

Otros síntomas menos frecuentes suelen ser la tos persistente, las alteraciones dentales, la faringitis de repetición o la laringitis.

¿Qué sería aconsejable para tener menos molestias? 

Para poder llevar mejor las molestias ocasionadas por una pequeña hernia de hiato sería conveniente incorporar a nuestros hábitos diarios medidas higiénico – dietéticas como las siguientes, con algunas de ellas es probable que notemos rápidas mejoras: 

  • El sobrepeso tiene numerosos efectos negativos sobre el cuerpo, aumentando la presión dentro del abdomen y empeorando el reflujo, por lo que es conveniente mantener un peso saludable. 
  • Tampoco es conveniente utilizar ropa ajustada, fajas para el abdomen, cinturones y correas que nos aprieten y molesten, pues harán que la presión del estómago sea mayor y en consecuencia el malestar que ello generará. 
  • Es conveniente que las comidas sean ligeras, pues las comidas copiosas y demasiado pesadas harán que quien padezca hernia de hiato se sienta fatal con un gran malestar. Es mejor realizar comidas más ligeras y frecuentes. 
  • Además, es conveniente comer más despacio realizando un periodo de descanso tras las comidas principales. 
  • También se recomienda cenar al menos 2 o 3 horas antes de irse a la cama. 
  • Elevar la parte superior de la cama donde reposamos la cabeza unos 15 o 20 centímetros con un grado de inclinación de unos 30 grados, también nos ayudará a tener un menor reflujo y a descansar mejor. Una almohada que nos ayude a estar más incorporados también puede ser una opción. 
  • Evitar tumbarnos después de las comidas nos ayudará a tener menos molestias, en caso de hacerlo hay que utilizar una buena almohada que nos permita tener la parte superior del tronco más elevada. 
  • Conviene evitar la ingesta de demasiado líquido en las comidas. 
  • Debemos evitar alimentos excitantes que tengan influencia sobre el sistema nervioso como el café y las bebidas de cola que incluyen cafeína, el té que incluye teína, el chocolate, la menta. Bebidas alcohólicas como cervezas, vinos, licores. Refrescos embotellados, jugos de cítricos. Ácidos y picantes que puedan incluir los aderezos, las salsas, los condimentos, mayonesas, mostaza, vinagres. Así como las grasas, ajos, cebollas, pimienta, orégano, además de aquellos que generen gases como la col y la coliflor. 
  • Evitar cargar peso y una flexión prolongada del tronco también nos ayudará a estar mejor. 
  • Nunca debemos de tomar medicamentos sin receta, aspirinas y antiinflamatorios pueden resultar más molestos todavía para personas con hernia de hiato. 
  • Además del alcohol, el tabaco relaja el esfínter esofágico inferior y es especialmente desaconsejable no fumar. Algo que nos ayudará a mejorar nuestra salud en general. 

¿Qué lo causa? 

No está claro que lo causa, pero existen diversas causas relacionadas como los cambios en el diafragma por edad, lesiones tras traumas o algunas cirugías, presión intensa y persistente en los músculos circundantes, toser, vomitar, ejercicios no adecuados, levantar objetos pesados, aunque también puede ser algo de nacimiento. 

La hernia es más frecuente en personas obesas y mayores de 50 años.  

Este es un extracto del artículo del doctor Francisco Pérez Roldán especialista en medicina del aparato digestivo para https://www.mujerysalud.es

Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad