Implante capilar: ¿merece la pena viajar a Turquía?

El estudio realizado por Journal British Association of Dermatologists deja claro los efectos que la pérdida de cabello tiene sobre la salud emocional de las personas, desencadenando estrés, depresión, enojo e incluso falta de autoestima. Ante el padecimiento la solución permanente es un implante capilar Turquía.  

Sin embargo, pasajes de avión, hospedaje, enfrentar una cultura e idioma contrario al español, son algunos de los aspectos que hacen dudar respecto a la idea de viajar para someterse a un trasplante capilar aun cuando el país del Bósforo tiene la fama de garantizar el fin de los problemas de alopecia.

Turquía, la meca de los trasplantes de cabello  

En los últimos años, la demanda del turismo sanitario en Turquía crece a pasos agigantados, permitiendo que el país se considere el destino idóneo para someterse a un injerto capilar. 

Profesionales cualificados en el área de la alopecia, tecnología vanguardista y centros de salud sometidos a rigurosas pruebas, se combinan con un bajo coste económico, llegando en muchos casos a suponer un ahorro entre el 50-70% respecto a países como España.

La explicación a ello obedece a tres razones: especialista de alta competencia en el sector capilar, gastos de quirófano más asequibles y sobre todo, el soporte que el gobierno nacional otorga al turismo médico. Los interesados, reciben un trato personalizado teniendo a disposición un equipo de expertos capilares que le da seguimiento a sus casos.  

Tratamiento sanitario integral y altos estándares de calidad 

Pensando en la comodidad de los pacientes y teniendo en mente ofrecer atención excepcional, algunos centros especializados en trasplante capilar Turquía ofrecen paquetes especiales que cubren los costes de alojamiento y traslado.

Los canales y convenios garantizan el control individualizado, mientras que los diferentes paquetes, cubren cada detalle a fin que los pacientes no tengan nada de qué preocuparse y disfruten el viaje a Estambul para su operación capilar. 

Preciso en la ciudad, abundan las más destacadas clínicas y hospitales, centros de salud que están regidos bajo estrictos estándares en lo que concerniente a procedimientos, equipamiento, higiene, seguridad y comodidad.  

Para obtener su certificación, los centros de salud turcos están continuamente sometidos a pruebas de calidad; la eficiencia de la atención médica se compara con las mejores clínicas y hospitales del mundo. 

Personal altamente capacitado

Turquía, presume de un gran desarrollo en materia de áreas de cirugía y dermatología; sin embargo, poco a poco ha venido ganando fama en el nicho de los tratamientos estéticos.

En su mayoría, los profesionales de la salud combinan sus trabajos con estudios de investigación destinados a innovar y desarrollar nuevos procedimientos dentro del segmento de injerto capilar, llegando a considerarse como referencia a escala mundial. 

La clave para disfrutar todas las ventajas que ofrece el país turco es cuidar la elección de la clínica capilar, evaluando tanto las competencias del doctor como el nivel de eficacia de las distintas técnicas disponibles. Otra recomendación es visitar el sitio web del centro elegido y verificar que se encuentre regulado por el Ministerio de Salud de Turquía.

Rate this post
Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad